viernes, 9 de marzo de 2012

El Faro de Punta Almina

Cada vez que paseo por el monte Hacho se me van los ojos hacia un edificio que lleva muchos años vigilando toda la costa que rodea a Ceuta, como si fuera un ser mitológico con un solo ojo que vigila a todas partes con unos guiños cada determinados segundos, claro me estoy refiriendo al Faro de Ceuta.

Vista exterior del Faro de Punta Almina.


Realmente su nombre verdadero es Faro de Punta Almina de Ceuta, paso de vez en cuando por debajo del Faro pero no lo conocia por dentro, aunque tenia la invitación de uno de los tres fareros, concretamente Francisco Alarcón me habia dicho que cuando quisiera fuera a verlo.
Esta mañana tenia decidido de ir a visitar el Faro, me preparé mi cámara de fotos y subí una cuesta muy empinada que se llama Cerro de los Mosqueros, donde se encuentra el edificio, me encuentro a mi amigo Paco con su labor de mantenimiento de los alrededores del edificio principal con otros dos operarios.
Rapidamente se acercó a saludarme y darme la bienvenida al Faro, después de saludar tambien a los dos operarios de mantenimiento, Paco me daba la vuelta a todo el perimetro del edificio principal, conforme ibamos avanzando me iba haciendo comentarios de la historia del Faro, según rezaban en algunos libros antiguos que estaban en una vitrina se empezó a construir en el año 1851, bajo el reinado de Isabel II, por un ingeniero llamado Juan Martinez de la Villa, los gastos corrieron a cargo del duque Montpesier por una cantidad de 462.000 reales, su función era alumbrar y guiar a los barcos  que durante la noche cruzaban el Estrecho de Gibraltar.

Postal de 1903 con el equipo de fareros con sus familias.


De esta manera el dia 1 Diciembre de 1855 entró en funcionamiento el Faro de Punta Almina.
Paco me hizo de subir por una escalera en forma de caracol para llegar arriba donde se encontraba el verdadero Faro, conforme subia las piernas me temblaban pero era de la emoción de estar por primera vez en mi vida en este lugar, conforme subiamos Paco me iba dando detalles de como funcionaban al principio...
...Tenian una lampara mecanica que funcionaba con aceite de oliva, para aumentar la luz tenian unos catadriopticos en forma circular, para que la pudieran ver los barcos que se acercaran a la costa, más adelante sobre 1912 se cambió la lampara por una de vapor de petróleo, también instalaron una maquinaria que dandole vueltas con una manivela hacia que el catadrioptico fuera girando durante dos horas, asi que los fareros tenian que subir cada dos horas a darle a la manivela para que funcionara durante otras dos horas.

La óptica de roca se instaló en 1919 por José Marbella.


En 1919 se instaló una óptica nueva con cristales de roca reforzado con laminas de cobre y tallada a mano, con una altura de 3,5 metros, que según me comentaba Paco costó más que todo el edificio entero, además es la segunda óptica o linterna más grande fabricada con estas carácteristicas que hay en España, la primera se encuentra en Canarias, en la actualidad se utiliza una lampara de incandescencia y un motor eléctrico que es el que hace girar a la linterna, que va apoyada sobre una cuba en forma de flotador que va lleno de mercurio, que según me comentaba, cada 5 o 6 años hay que limpiarla y supone un trabajo muy peligroso y tóxico.

Escalinata para acceder a la sala de maquinarias y a la torre.


Óptica totalmente limpia y dispuesta para su trabajo.

La linterna y parte de la bahia sur.

Desde lo más alto del Faro, vista del estrecho de Gibraltar.
Vista desde la torre, en primer plano el castillo del Desnarigado
y al fondo la costa de Marruecos.

Interior de la Óptica donde se observa la lámpara incadescente y los cristales
tallado de roca.


Mi corazón latia cada vez más rapido cuando mi amigo me hizo subir por una escalera estrechita en forma de caracol, cuando llegué a lo más alto del Faro, donde  se encuentra la parte más importante como es la óptica, o sea la joya de la corona, me llevé una gran sorpresa, porque mi idea era totalmente distinta de la realidad, pensaba que una lampara muy potente era la que daba vueltas iluminando con destellos cada algunos segundos, pero me explicó que la lámpara estaba fija y era una lámpara incandescente y que lo que giraba era la linterna compuesta por muchos cristales de roca formando una gran óptica, o sea como una lupa grande que es la que aumenta el haz luminoso de la lámpara.

Parte de la maquinaria, se observa perfectamente el flotador circular, que es una
 cuba y va lleno de mercurio.


Maquinaria de manivela que se usaba para que la optica pudiera
girar durante dos horas, aunque no se usa pero está en perfecto
estado de funcionamiento.


Sala de maquina y el motor eléctrico que hace girar la linterna.
Una vez que visité todas las instalaciones Paco me invitó a un café con los operarios de mantenimiento y me enseñó las caracteristicas técnicas del Faro:


Fecha de entrada en servicio 1 de Diciembre de 1855
Ritmo grupo de 2 destellos
Periodo de 10 segundos
Color: Blanca
Distancia Focal de la Óptica: 700 mm
Altura de la torre sobre el suelo: 16 metros
Altura sobre el nivel del mar: 148 metros
            Alcance nominal: 22 millas naúticas
Yo Mismo ante la torreta del Faro


Vista exterior de las instalaciones y viviendas de los fareros.

Fachada principal del Faro de Punta Almina.




Ha sido una mañana que he disfrutado como si fuera un niño, pequeño,después de visitar este lugar tan emblematico de nuestra Ciudad, con ese "ojo" que durante toda la noche está vigilando todo el litoral de nuestros alrededores y el paso de cientos de barcos que cruzan a través del Estrecho de Gibraltar, mi reconocimiento a los fareros como son Santiago Tortosa, Jorge Lureiro y muy especialmente mi agradecimiento a Francisco Alarcón por sus atenciones.



    9 comentarios:

    catalina dijo...

    Interesantísimo reportaje,con un documental gráfico de categoria, y una serie de detalles impresionantes!Me ha gustado mucho Yo Mismo, enhorabuena! cada dia lo haces mejor.

    caberna dijo...

    ¡Qué buena visita te has pegao, Joaquín! Enhorabuena.

    YO MISMO dijo...

    Buena visita y buen café que me tomé en una taza como la tuya, Carlos.
    Nina, tengo un gran problema que cada dia me estoy exigiendo más para estar a la altura y no defraudar a mis "leedores".ç
    Gracias a los dos por vuestras visitas.

    Gregorio dijo...

    Como te la apañas para conseguir subir hasta la misma torre del Faro, eres tan buena persona que tienes amigos hasta en el....mismo Faro.
    Continua asi campeon.

    aidafm dijo...

    Bueno, bueno, bueno, ya lo que te faltaba bien altito te has ido, seguro que has gozado de unas vistas preciosas y como siempre lo has contado muy bonito. Abrazos.

    Vespino dijo...

    Oye, muy pero que muy interesante. Mira que he pasado veces en mi juventud por ahí.Pensaba que solo era una torre, con varias y grandes lamparas y una gran lupa dando vueltas. Que nadie vivia ahí, solo se turnaban para vigilar como si estuviera de guardia en una garita.
    Lo dicho muy interesante.
    Vaya peazo de dia de poniente que te chupaste.....

    Biznaga56 dijo...

    Fèlicidades Joaquin.....estas hecho un excelente reportero,gracias a ti hemos conocido el funcionamiento del faro y su historia.Las fotos son estupendas.Lo mejor... lo bien que te lo pasastes tù ese dia haciendo un buen trabajo.Un beso.

    YO MISMO dijo...

    Gracias Amig@s por vuestros comentarios y animos, trataré de seguir igualando mis relatos, porque mejorarlo lo veo dificilillo, aunque lo intentaré.
    Besos y Abrazos.

    Aquiles dijo...

    Esta vez te has "lucido" bien, Joaquín. Todo un magnífico reportaje hecho con el cariño de siempre...¡¡Farero, que estás hecho un farero!!