viernes, 27 de enero de 2017

Historia del Hospital Militar

A principios del siglo XVIII,  se construyó un hospital en un solar que existia junto a la iglesia de San Francisco, era un edificio de dos plantas con una entrada franqueada por dos estatuas de San Hermenegildo y Recaredo, para la epoca era un hospital modelico con todos los adelantos y para unas 450 camas, se le llamó Hospital Real y posteriormente Hospital Central.
En la guerra de Africa liderada por el general O´Donnell,  hubo polemicas con la población de Ceuta, puesto que estaban disgustadas porque todos los heridos y contagiosos de enfermedades durante la guerra de Africa tenian que atravesar todo el pueblo con el peligro de contagio y epidemias que aquello conllevaba.
Hospital Militar Docker.

Entrada al Docker por el Morro.






A final del siglo XIX se construyó en la loma del Morro un hospital con 46 barracones tipo Docker, (barracón alemán), que ocupaba una gran extensión de terreno (actual Campo de Futbol, Cuartel Guardia Civil, y Residencia Ntra Sra, de Africa), se llamó Hospital Militar Docker, frente al hospital se construyó un edificio donde todos los militares que venian a Ceuta desde la peninsula o desde Marruecos lo llevaban a ese  lugar para desinfectarlo, se le llamaba la "Estufa" y estuvo funcionando hasta finales de los 50. Pero el hospital Docker era una situación provisional y habia que buscar algún lugar para construir un hospital para atender a los heridos de la guerra de Africa y a todos los militares que tenian su acuartelamiento en Ceuta.
Durante la segunda guerra de Africa  en 1913 debido al numero de bajas, se hacia necesario buscar un lugar más idoneo donde atender  a los heridos de dicha guerra, se localiza  en la parte baja del Morro un cuartel que se habia construido sobre la bahia sur, le llamaban el cuartel de los Mil hombres, porque esa era la capacidad de aquel cuartel que estaba compuesto por quince barracones de prefabricados de chapas y maderas  y algunas partes de mamposteria, el terreno era muy desnivelado y además batido por los fuertes vientos de levante, que constantemente levantaba los barracones y era dificil su instalación, pero sobre  los años 20, se decidió transformarlo en Hospital para poder completar la capacidad del Hospital Real y el Hospital Docker, que fueron derribados cuando finalizó la guerra de Africa sobre los años 30.
Principio del Hospital Militar con edificios principales, a la izquierda
la cocina y lavanderia, algunas tiendas de campaña y un barracon
de madera para el personal de la construccion.
A este hospital se le puso el nombre del general        Leopoldo   O´Donnell, Duque de Tetuán  que fué el heroe de la 1ª guerra de Africa y consiguió la ampliación de Ceuta hasta los limites de los castillos neomedievales, el hospital constaba de cuatro grandes pabellones incomunicados y alrededor habia varios pabellones menores, donde se encontraba los servicios como lavanderia, ropero,  cocina, despensa, taller mecanico, carpinteria.
General O´Donnell

Su capacidad era de 440 camas y disponia de los ultimos adelantos en cirugia, oftalmologia, psiquiatria, centro de infecciosos, con un personal compuesto por 20 medicos, 10 practicantes, farmaceuticos, 20 monjas, 2 comadronas, 4 administrativos y 232 de tropas dedicados a distintos servicios.
Siempre fué un hospital modélico dotado de las ultimas tecnologias que fué visitado por sus majestades Don Alfonso XIII y por Doña Victoria Eugenia. Con el tiempo se van desarrollando mejoras como la comunicación de los distintos pabellones, la construcción de una capilla, la creación de la comunidad de las Hermanas de la Caridad, se creó un grupo de Damas de Sanidad que con el tiempo fueron haciendo labores de ATS, Auxiliares de clinica, tecnicos de laboratorios, Radiologia, etc, una gran mayoria de estas damas pertenecian a las barriadas de los alrededores del Hospital, tambien se construye otro pabellón para oficiales-suboficiales que recibió el nombre Edificio Ramón y Cajal, actualmente es el unico que se utiliza para enfermos ingresados.
Al aumentar los servicios que se prestaban, los reconocimientos medicos que se le realizaba a los reclutas, pasaban por las instalaciones preparadas al efecto, tambien se adaptó un pabellón del ala este para psiquiatria donde se encontraban todos los "locos" y al fondo habia un barracón con un compartimento  destinados a los enfermos arrestados y  presos,  sobre los años 50 se estableció que fuerzas de Regulares 3 fueran los encargados de la vigilancia y custodia de la entrada, el perimetro del hospital asi como de los enfermos detenidos y presos.

ANECDOTAS DE UN HOSPITAL Y SUS ALREDEDORES.

Para los niños que viviamos cerca del Hospital, no nos perdiamos ningun detalle de lo que ocurria en su interior, porque parte de nuestra vida iba paralela al Hospital Militar, ibamos todos los dias a ver los cambios de guardias de los pelotones de Regulares 3 que sobre las diez de la mañana se producia en el cuerpo de guardia que se encontraba en la misma entrada en una vivienda situada a la izquierda, una de las debilidades de los niños del barrio eran los gusanos de seda, era raro el que no tuviera una caja de zapatos siguiendo el proceso de los gusanos y como se convertian en capullos de seda, asi como cuando salian las "mariposillas", mientras tanto nos ibamos cerca de la capilla donde cogiamos  hojas moreras para los gusanos de seda, a veces los soldados enfermos que estaban en los alrededores nos ayudaban a coger las hojas, cuando eramos vigilados por el portero.
Entrada actual del hospital, la caseta de vigilancia y control de entrada.
se puede observar  en la esquina de la derecha la campana.
Otra de las costumbres era servir y ayudar a los soldados enfermos, en la calle Terraplen nos poniamos un grupo de chiquillos en el muro del hospital, por donde se asomaban los enfermos y los militares de la guardia, nos echaban unas monedas para que le trajeramos tabaco, cervezas, vino, o cualquier producto que comprabamos a Basilio, a Paco, Mi Tienda, La Campana o Juanito Arroyo.
Entrando al Hospital a mano derecha y frente al cuerpo de guardia habia una caseta-porteria con una campana, tenia un sonido muy fuerte, esta campana se escuchaba no solo en el Hospital, sino en toda la barriada, conociamos todos los toques de la campana, empezaba por un repiqueteo rapido y a continuación unos toques, (un toque, significaba las horas en punto) (dos toques, que entraba el coronel jefe del hospital)(tres toques, era que entraba una urgencia, como una ambulancia, un niño con una "pedrá", o cualquier enfermo grave)( cuatro toques era la entrada de un mando superior al jefe del hospital), esta campana todavia está en activo y se utiliza a diario, siempre que escuchabamos los tres toques, corriamos hasta urgencias para ver que es lo que habia ocurrido, creo que sin temor a equivocarme que en todas las viviendas de la barriada, habrá algun miembro que tuvo que usar los servicios de urgencia.
Lo más curioso de esta campana era que cuando se repiqueteaba muy continuo era que algún preso o loco se habia escapado, era la señal para que todas las madres llamaran a sus hijos más pequeños y los metieran en sus casas cerrando ventanas y puertas, mientras que los más "zagalones" buscaban ayudando a  los soldados de la guardia que recorrian la barriada palmo a palmo, al final siempre lo localizaban alrededor del túnel del tren.
Fachada principal de la capilla, rodeada de jardines.

La juventud del barrio
siempre dispuestas a
ayudar en la misa.

Monjitas del Hospital con
jovenes de la barriada
O´Donnell






Un gran grupo de niñas de la barriada, después de
recibir la medalla de la Milagrosa, posan junto
a las Hermanas de la Caridad.




Las más chiquitinas tambien.









 La comunidad de las Hermanas de la Caridad, eran el centro de atención para las niñas de la barriada, que empezaban a hacer labores de Lavanderia, costura, enfermeria y todo lo que se necesitaba en el Hospital, tambien ayudaban en las misas,  las Hermanitas se encargaban de organizar coros entre las muchachas de la barriada, algunos  enfermos y tambien los enfermeros, en Navidad organizaban todo lo necesario para construir uno de los belenes más bonito de toda la Ciudad, era de los primeros con sus cascadas de agua, sus luces y unas figuras únicas en toda Ceuta, donde participaban todo el personal del hospital desde los propios soldados enfermos hasta cualquier vecino de la barriada, las monjitas hacian que todos los domingos fueramos a misa o a las 10 o a las 12 de la mañana, conocian a casi todos los vecinos de la barriada, después de escuchar misa se ponian las monjitas en la puerta de la capilla y nos mandaba a los distintos pabellones para visitar a los soldados enfermos y hacerle compañia durante unos minutos.

La enfermera Luisa en la Capilla del Hospital.


El altar en la actualidad.
 

















Aspecto actual de la capilla del Hospital Militar,
los domingos a las 12 hay una misa.

Este es el pasillo entrando a la izquierda, donde se instalaba el Belén.
Mural realizado por un soldado enfermo llamado Pascual
que como agradecimiento lo realizó en el años 1965.
Avenida en el interior del Hospital, a la izquierda está Urgencias y 
UCI.

Ropero y Lavanderia, todavía está activa.

En la primera ala de este pabellón estuvo en su momento, 
Psiquiatria con todos sus "loquitos", más tarde estuvo
 maternidad y actualmente es la farmacia.
Seria interminable contar las anecdotas e historias que cada un@ hemos vivido en este lugar tan emblemático de nuestra barriada.
En cierta ocasión habia un General llamado Gotarredona, tenia una fama de duro, inflexible y muy severo, tenia costumbre de no avisar a nadie de alguna visita a cualquier acuartelamiento o departamento militar, era interminable la lista de arrestos a tropas, suboficiales y oficiales por el más minimo error.
Un dia el cabo primero de Regulares 3 que mandaba el pelotón  de guardia del hospital, sintió necesidad de ir al servicio y como no habia nada extraordinario se lo dijo al cabo. Justo en ese momento de intimidad, escuchó:
 ¡¡Guardiaaaa a formaaaarrr, el Generaaaaal!!, 
El cabo primero, sujetandose los pantalones como pudo salió a la puerta del cuerpo de guardia donde ya estaba formada la guardia, como buen militar y siguiendo las ordenanzas, con la mano izquierda en posición de firme y la derecha saludando, le dijo al general: 
¡¡A la orden de Vuesencia mi general, sin novedad en la guardia!!
Entretanto el pantalón se le bajó y se quedó en calzoncillo, pero permaneció firme y sin pestañear delante del general más estricto que habia pasado  por Ceuta, el general lo saludo y le dijo al cabo primero puede usted retirar la guardia.
Aquel cabo primero en ese momento no sabia si salir corriendo si seguir en el servicio o si pegarse un tiro, estaba totalmente desmoralizado, los mismos soldados lo miraban y se compadecian de aquel militar, intentando darle animo le decian:
¡¡Mi primero no se preocupe usted!!
Al cabo de un rato apareció un capitán, secretario del General Gotarredona a tomar nota del nombre de aquel cabo primero, durante unos dias estuvo esperando el correspondiente arresto, cuando el Coronel de Regulares le mandó a llamar y le hacia entrega de una carta del General, en la cual indicaba una nota  felicitando al cabo primero por su comportamiento en aquel dia y le concedia un permiso de una semana.
Han pasado muchos enfermos y enfermeros que dejaron huella en este lugar, como por ejemplo los soldados Jacinto, Luis Lavado, Benito, Opito, Pascual y muchos otros que dejaron un granito de su vida en este recinto del Hospital Militar y la barriada de O´Donnell.


Aunque actualmente se denomine Clinica Militar y haya algunos servicios sanitarios para militares, además que hay algunos barracones para usos municipales, para todos nosotros seguira siendo nuestro Hospital Militar.

sábado, 14 de enero de 2017

De charlas con Hercules

Una de estas mañanas que suelo hacer un paseito matinal por el paseo de La Marina, hacia una niebla muy espesa, cuando llegué arriba del Puente de la Constitución tengo la costumbre de hacer una paradita, para observar la vista tan maravillosa que se ve desde ese lugar, como el Puerto Deportivo, el Poblado Marinero, el Muelle de España, La Bocana, El Puente del Cristo, El Paseo de las Palmeras, la Casa de Trujillo, la fachada del Mercado Central y muchas cosas más, pero ese dia no se veia ni torta con la niebla que habia.
Trataba de escudriñar entre la niebla algo de los barquitos del puerto deportivo, cuando de repente escucho:
¡¡Hola!!, me vuelvo hacia atrás para ver quien me saludaba pero, no vi a nadie, pensé que habria sido imaginaciones mia, antes de asomarme de nuevo, miré por si acaso habia alguien escondido, ya mas tranquilo volví asomarme, de nuevo escuché una voz ronca que me decia !Hola, buenos dias!!... ¡¡que mosqueo!! no habia nadie en los alrededores, miré  entre las piernas del Hercules que estaba detrás mia, por si acaso algún amigacho guasón se habia ocultado para gastarme una broma, pero mi sorpresa fué mayuscula cuando escuché perfectamente ¡¡Que niebla hace!! ¿¿verdad??, miré poco a poco hacia el rostro del Hercules,  que me estaba mirando, como me vió la cara de sorpresa y de miedo, me dijo: ¡¡Tranquilo hombre que soy yo!! ¡¡no te asustes!!.

 Hercules "El Travieso" que separó las columnas.





No salia de mi asombro, miraba a un lado y otro por si era un programa de camara oculta, pero Hercules me miraba a mi y me decia ¡¡anda sientate un ratito que tengo ganas de charlar con alguien!! ¿¿como te llamas?? me preguntó, ¡¡Joaquin!! me fuí envalentonando y le pregunté ¿¿y tú desde cuando hablas??, muy poquitas veces, pero tú me caes bien, porque te veo casi todos los dias asomado al puente, además me defendistes el primer dia que me trajeron aqui, te escuché de decirle a varias personas que ese es el lugar idoneo para disfrutar del Hercules.
¿¿Entonces estás aqui a gusto?? le pregunté, y él me contestó ¡¡si!! en el muelle Alfau me aburria mucho, parecia que estaba en una jaula, cerrado por todas partes, nadie podia acercarse a mi, para hacerse una foto,  me entretenia jugando con mi hermano que está en el muelle de la Puntilla, ¿¿a que jugabais??, pues nos entreteniamos jugando a los barcos... ¿¿a los barcos??,  ¡¡Si, si entraba un barco era un punto para mi, y si salia era punto para mi hermano!! iba ganando yo, porque el Rhone, lleva dos años sin salir, o sea ¿¿que eres un tramposillo??, si la verdad es que soy un "trasto" para todo, mientras que mi hermano es un "buenazo", yo separé las dos columnas y dividí los dos continentes y mi hermano  juntó las columnas y unió los dos continentes.

Hercules "El Buenazo" que unió las columnas.
¡¡Normalmente nos miramos los dos constantemente y nos decimos cosas, pero hoy con la niebla no podemos, por eso estoy charlando contigo, porque me gusta el contacto con las gentes y él está muy aburrido alli solo, me vé como vienen diariamente cientos de personas para hacerse fotos conmigo, ¡¡el pobre está un poco celoso!!. Se acercan varias personas, es una familia de turistas chinos, miran al Hercules, se hablan entre ellos y posan de uno en uno para hacerse una foto, me ofrezco con señas para hacerle una foto a la familia de chinos, lo cual aceptan, mientras estoy enfocando observo como Hercules sonrie y guiña un ojo, pero en el momento del disparo se pone normal, la familia de chinos me agradecen el detalle inclinando la cabeza y se van, miro a Hercules y le digo, ¡¡eres un "bichomalo", eeehhh!!, sabes Joaquin que se han ido muy contentos y han dicho de ti que has sido muy amable, ¿¿y tú como lo sabes?? porque yo nací en China y conozco el idioma, ¿¿entonces tu eres Made in China?? ¡¡de eso nada!! soy Caballa para muchos años.

Desembarco de los Hercules
Yo Mismo me acuerdo cuando os trajeron de China en un barco, para mi opinión, hizo un gran trabajo Ginés Serrán Pagán , porque hacer en bronce dos tios tan grandes como ustedes dos tiene que costar trabajo, siete metros de alto y cuatro toneladas, sois los mas grandes del mundo, para los ceuties es un honor teneros aqui.

"El autor pensando", Ginés Serrán Pagan.


¡¡Sí, la verdad es que Ginés nos ha tratado con mucho cariño!! ahora queremos convencerlo para que trasladen a mi hermano a un lugar centrico para que las gentes puedan difrutar tambien de él, lo decia con pena de saber que él era famoso y su hermano se aburria sin nadie que lo visitara.
Se va pasando el tiempo volando ya no me acordaba ni la hora que era, pasamos un rato muy agradable, ¡¡Adios Hercules!! le dije, el me contesto ¡¡Adios Joaquin!! si vienes y no te saludo no te enfades, es porque estoy trabajando como modelo, ¡¡Vale, no te preocupes!! ¡¡Aaahhh!! a ver si un dia voy a ver a tu hermano y charlaré con él para darle animo, ¡¡Gracias Joaquin, te lo agradezco!!

 Desde aquel dia cada vez que paso por alli, está lleno de gentes haciendose fotos junto a Hercules, ha llegado un barco de turistas y tenian que coger numeros como las carnicerias para posar junto a mi amigo, miré hacia arriba y observé que me echaba una sonrisa y un guiño, Yo Mismo le levanté el dedo pulgar en señal de OK, porque se le notaba que estaba contento.
¡¡Hasta mañana amigo!!



martes, 10 de enero de 2017

Paseo por mis Barrios.

Un día de estos tontorrones, en que la nostalgia esta a flor de piel, cogí mi cámara de “retratar” y me dije a Yo Mismo, ¡¡voy a darme un paseo, como cuando era un niñato!! Voy a tratar de recordar lo que hacia hace cuarenta y tantos años.
Actual Hospital Militar o Clinica Militar

Churreria las dos RR

Patio Masoni (Taller de Juani)

Al salir de casa lo primero que veo es la tienda de Paquita, (que es como la conociamos), tambien la tienda de Basilio. Me acuerdo de Eduardo (El Padrino) en su quiosco de chuches y tabaco, por detrás la carpinteria de Juan y su hermano subiendo un poco más arriba  se me viene a la memoria  a Rosendo en su carbonería, tambien del puesto de Encarna, me pongo ante el Hospital Militar y a la memoria  me viene la de veces que escuchaba misa en la capilla y después visitar a los soldaditos enfermos, para con un poco de disimulo coger hojas moreras para los gusanos de seda. Adentrandome en el patio de Masoni (hoy Manolo Berlanga), veo todos los locales y sobre todo el taller de Juani, donde estuve de aprendiz de mecanico.  El quiosco de Gonzalo, Mi Tienda, la Churrería las dos RR, Juanito Honorio y sus futbolines, el rinconcito del Pipa, la Campana, El bar la Oficina, Nuevas Galerías (toda la familia nos vestíamos por 20 duros al mes), casa Lema (con las colonias , brillantinas y la piedra lipe, para pescar), el estanco de Ramón Bo ( que tenía todas las novedades de artículos de bromas) casa de Juanito Arroyo, casa Cepero, el quiosco de Tocino, la tienda de Miguel Larios.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Caminando entre Fuertes

A los que nos gusta hacer senderismo es casi obligatorio  pasar por algunos de los Fuertes Neomedievales, he hecho muchas excursiones por algunos de ellos y siempre he prestado atención a las personas que entienden algo de los fortines.

Antes de 1859, existian unos reductos en determinados puntos de los alrededores de Ceuta, que fueron atacados por hombres de la cabila de Anyera, a partir de este momento se produjo la guerra contra Marruecos y gracias al tratado de Wad Ras, firmado el 26-04-1860, en el lugar de aquellos reductos se construyeron unas fortificaciones militares de estilo Neomedieval, que sirvieran para vigilancia y a la vez que fueran  capaces de aguantar las enbestidas de las tropas enemigas, las caracteristicas que tenian en común era que todos divisaban a la torre que tenian a la izquierda y la que tenian a la derecha, a través de distintas señales como banderas, espejos, fogatas o sonidos de campanas, dependiendo de las horas del dia, se iban dando las novedades de un fuerte a otro, hasta llegar al cuartel general del Serrallo y viceversa.
Teniendo apróximadamente unos diez años, frecuentaba diariamente la casa de mi abuelita Lola, justo frente del Cuartel de la Guardia Civil, todas las semanas era como una feria cuando salian los destacamentos de Guardias Civiles que caminaban a pie para hacer las guardias en cada fuerte, que duraban una semana, era curioso porque se les preguntaba: ¿¿A donde vais?? ¡¡ a Anyera!!  ¡¡a Mendizabal!! y asi un destacamento para cada fuerte, al dia siguiente veiamos  regresar a los destacamentos de Guardias Civiles relevados, más adelante los trasladaban en autobuses.

jueves, 27 de octubre de 2016

Mi Mochila, el gallo y la gallina.

Talega para la mochila
Cuando era pequeñito mi Madre me daba una talega echa por ella, donde me metia un membrillo ¡¡que era más duro que una pelota de acero!! una chirimoya, que como estaba muy madura, ¡¡sespanchurraba!! y llenaba toda la talega, boniatos crudos ¡¡generalmente no lo comiamos por que estaban
durisimos!! manzanas, castañas ¡¡muchas castañas que era lo más barato, (que ricas las pilongas),algunas nueces, higos secos, algunas almendras con cascaras, pasas y otras cosillas propias del dia de la Mochila.
Conjunto escultorico de bronce,
 en el Parque de San Amaro, dedicado a la  Mochila.

El dia 1 de Noviembre, desde muy temprano se llenaba las calles de todos los chiquillos del barrio con sus talegas, cantando aquella cancion tán conocida... ¡¡Mi mochila, no se la come ni el gallo ni la gallina, nada más que mi barrigaaaaaaa!!
Siempre teniamos dos montes donde acudir con la mochila, al Monte de la Mochila, donde estaba la "Piedra Maria" y otro el Monte Secano, que estaba detrás del Hospital Militar, junto a la Huerta.
Todos los montes de Sierra Bullones, los Fortines, Miradores, estaban llenos de familias enteras, asi como los alrededores del Monte Hacho y  sobre todo el cementerio donde se acudia a ponerle unas flores en los nichos de los familiares, por eso el dia de La Mochila, se celebra el dia de los Difuntos, porque sobre primeros del siglo XIX,  para acudir al cementerio se llevaba una talega con frutas del tiempo y frutos secos, para pasar el dia en el cementerio.
Es aqui en Ceuta el unico lugar que se celebra esta tradición en esta fecha.

Familia de mochila
Eramos unos devoradores de los productos  que nos ponian nuestras Madres, cuando nos cansabamos de un monte nos ibamos al otro, asi durante todo el dia, a tod@s  lo que más nos gustaba era un trozo de nuez metida dentro de un higo seco, haciendo como un bocadillo, esa era nuestra especialidad.

Cuando más tranquilo estabamos los más pequeños, siempre aparecian la "Banda del Chitin" que llevaban unas cuchillas de afeitar viejas o navajas, con disimulo se acercaban y rajaban las talegas saliendo los boniatos y los membrillos rodando por el monte abajo, parte de la banda se ponian en la parte baja a recoger el "botín".
Productos tipicos de Mochila

Como estabamos cerca de casa, de vez en cuando habia algún apretón de barriga, como consecuencia de todas las chucherias que comiamos, teniamos que salir corriendo, aunque algunas veces no se llegaba a tiempo.

Nos han metido una nueva costumbre, comercialmente los paises más poderoso nos han metido el Hallowed, era una costumbre Irlandesa que trataba de muertos y miedo,  que  se  han apropiado y utilizado los americanos y la han exportado por todo el mundo, sobre todo la juventud esta costumbre tan tétrica, personalmente no me gusta, soy más tradicional y me gusta más ¡¡Mi Mochila!!

En la actualidad muchos de aquellos niños, seguimos acudiendo al campo a comernos la mochila, aunque el tiempo cambia, los productos vienen envasado, vamos con los coches hasta el lugar de reunion, se bebe más cervezas o pelotazos, se juega al parchís o a la loteria, pero ese espíritu de la niñez no se pierde.
Familia pasando una tarde de Mochila, jugando al bingo.

Ya estamos preparado para el  dia 1,  cuando salgamos un grupo de vecinos a instalarnos en cualquier parte del campo y a disfrutar del dia de la Mochila.

¡¡A ver como se nos dá este año el dia de la Mochila!!

jueves, 29 de septiembre de 2016

¡¡ESTAMOS PERDIDOS!!

¡¡Siempre estamos perdido!!

Es raro el dia que no se pierde algo, además cada dia es más preocupante la cantidad de cosas que se pierden y ya no aparecen al cabo de los dias, a veces Perdemos la memoria y no nos damos cuenta porque como casi no la utilizamos, pues no la echamos de menos, ahi quien le preocupa más perder la memoria informática y no te digo nada si pierde la memoria de la agenda en el móvil.
La verdad que tampoco es para tanto, porque si leeis alguna prensa o escuchais la tele o la radio, habreis observado como los más listos del Pais, los que entienden más de dinero y de bancos como los vividores de Bankia han perdido 3.300 millones de euros,
¡¡ y están tan tranquilos!! saben que no les va a pasar nada, pero lo más curioso es que se les siguen pagando sueldos millonarios, es la pregunta que nos hacemos todos los incredulos...
¿¿como se puede perder 3.300 millones de euros?? es como si a los franceses le dijeran se ha perdido la Torre Eiffel y dijeran:
 ¿¿como se ha perdido la Torre Eiffel?? pues muy facil Manué el gitano se ha ido llevando poco a poco los remaches, las escaleras, un dia metia una pata de la torre en la "fargoneta" otro dia otra pata y asi hasta que se ha perdido la Torre Eiffel.
Pues lo mismo ha ocurrido con los 3.300 millones de Bankia, ha ido todos los dias Manué y en un saco se ha ido llevando un millón de euro cada dia hasta que un dia se dieron cuenta que se habia perdido los 3.300 millones de euro. Ahora Bárcenas creo que tambien se le ha perdido ¡¡no sé cuantos millones!! por Sudamerica, tambien Urdangarin no sabe no contesta, porque tambien se le ha perdido no sé cuanto en no sé donde, o Rita Barbera, o la exalcaldesa de La Muela que tambien se le ha perdido un monton de millones de euros, o simplemente el PSOE que tambien anda perdido ¡¡la verdad Yo Mismo alucino!! creo que...
 ¡¡estoy más perdido que el barco del arroz!!.
Las gentes trabajadoras y humildes nos preocupamos por otras perdidas más sencillas  como: la Perdida de la Verguenza, la Perdida de la Conciencia, la Perdida de la Orina, la Perdida del Oido, la Perdida del Trabajo, o sea estamos todos los dias Perdiendo algo.
Incluso cuando hablamos de deportes parece que somos los unicos que perdemos los partidos, aunque no juguemos y la cantidad de barbaridades que escuchamos como excusa, ¡¡hemos perdido porque el cesped estaba muy alto!! o ¡¡hemos perdido pero somos los mejores!!, al menos Yo Mismo he perdido muchas veces jugando al "guá" a las cartas, a las guerrillas de piedras, además siempre pierdo cuando juego al bingo.
Es que seria interminable las cosas que en algún momento de nuestra vida hemos perdido, como por ejemplo: las llaves, el avion, las gafas, la cartera, la virginidad, la muela, la juventud, el norte, el autobús, un amigo, el amor, el perro, el sueño, el juicio, el pelo, ¿¿ tú no has perdido algo de esto?? ¡¡Yo Mismo, si!!
Por lo general cada vez que se nos pierde algo nos enfadamos y removemos tierra y cielo para encontrarlo, pero estamos confundidos, las cosas no aparecen cuando nosotros queremos, las cosas aparecen cuando menos te lo esperas y simplemente ¡¡porque si!! sin más explicaciones. En los ultimos meses he tenido una de esas cosas que se pierden pero que te alegra, ¡¡pues si, he perdido diez kilos de peso!! ¡¡vés como no todo lo que se pierde hace enfadarte!!.

Como cosa curiosa ¡¡no sé si a ti te habrá pasado alguna vez!! cuando empiezas a buscar algo que se te ha perdido nunca lo encuentras, pero sin embargo si aparecen otras cosas que se perdieron en algún momento y no la encontraste.
Lo que si está claro es que siempre tenemos los calcetines desparejados, en cada lavadora se pierde un calcetín ¿¿porqué ocurrirá?? es raro en la casa que no se pierden calcetines, pero lo más curioso es que ese nunca aparece.
¡¡Bueno trataremos de no perdernos más!! no te pierdas la pelicula de la semana que viene, ni tampoco te pierdas  haciendo un poco de senderismo, ni  haciendo el loco. Y, si en alguna ocasión te pierdes, ya sabes como dice el refrán...  

...¡¡Después de Perdio al rio!!



    martes, 6 de septiembre de 2016

    Historias del Padrino


    Naci conociendolo, tenia una deformación en la columna vertebral y la cadera de nacimiento, por lo tanto tenia que moverse con los pies y las manos, en aquellos tiempos cualquier persona que tuviera un defecto fisico tan grave, no saldria de casa para nada.
    Su nombre era Eduardo Carrasco Fernandez, vivia en el ultimo piso del porton numero seis de la calle Larga, frente por frente vivia la familia de Juan Serrano "Maciste" y Teodora con quienes les unia una amistad como de la familia.
    Eduardo tenia unos tacos de madera forrados de cuero y un asa, por donde metia las manos, y le servia para apoyar las manos en el suelo, y como los pies tambien los tenia deformados, le tenian que hacer los zapatos a medida, caminaba apoyando los pies y las manos en el suelo, tengo la duda si actualmente ese defecto fisico podria tratarse con algunas operaciones, en aquellos momentos no habia ni tantas sillitas de minusvalido, ni asistencia social, ni ningun organismo que le hubiera mejorado su calidad de vida.

    Trabajaba como administrativo en la panaderia de la Ufapance, todas las mañanas a las seis de la mañana Eduardo salia de su casa y subia toda la cuesta del Morro, bajaba hacia las Puertas del Campo, tomaba la Avda de España y hasta la panaderia, (imaginate, andando, agachado y a “cuatro patas”), conforme pasaba el tiempo y se iba haciendo mayor le enviaban un furgon grande de la panaderia para recogerlo.

    Todos los vecinos estabamos acostumbrados a la figura de Eduardo y lo veiamos como una cosa muy natural su forma de caminar, con sus manos puestas en los zancos de madera, pero cada vez que se movia por algun lugar donde no lo conocieran, llamaba mucho la atención y todas las gentes se quedaba mirando, aunque él tambien estaba acostumbrado y no le hacia caso.

    Fue el Padrino de Encarni y de Eduardinchi, por eso para toda la familia y muchos vecinos siempre lo hemos conocido como El Padrino, cuando se jubiló, cogió un puestecito de chapa pintado de verde, frente a la tienda de Basilio, donde vendia cuatro caramelos y algunos cartuchillos de pipa, avellanas, etc, etc. (evidentemente no habia tantos surtidos de chuches como actualmente) y el rey del negocio que era el tabaco rubio de “estraperlo”, cuando comenzaron a construir el nuevo edificio del mercado de O,Donnell , le hicieron un quiosco de mamposteria en la entrada de la calle Larga.
    Eduardo en una de sus muchas juergas
    de Navidad, en casa de Manolo con su Salacot
    y la porra, cantando rancheras que era su
    especialidad.

    Eduardo, como vivia en el ultimo piso, tenia que bajar y subir al menos dos veces al dia, pero los años no pasaban en balde y muchos dias me lo encontraba en mitad de la escalera sentado y descansando, pero echando un cigarro, Yo Mismo me sentaba a charlar con él, porque nos llevabamos muy bien, jugabamos a las cartas en casa de Encarni, hasta la madrugada y lo hemos pasado muy bien,(aunque era un tramposo con las cartas)(no le dejabamos pasar ni una), siempre estaba metido en todos los lios, como partidos de futbol en Alfonso Murube, o fuera de Ceuta, al campo en el dia de la Mochila, con el bombo o el pandero ensayando la Nochebuena, no se perdia ni un dia de Feria metido en alguna caseta, Yo Mismo era el encargado del transporte, porque al Padrino habia que dejarlo lo mas cerca posible del lugar adonde fueramos, o sea, lo que se suele decir “se apuntaba a un bombardeo”, no le importaba ni “un comino” sus condiciones fisicas ni su peculiar forma de caminar.
    El Padrino, su hermana Inés y sus Padres.

    Cuando se metia en el quiosco, cambiaba su carácter, ¡¡tenia muy malas pulgas!! tenia unas estanterias con tarros con unos caramelillos y como eran los que mas se vendian los tenia siempre a la mano, por supuesto ni punto comparación con los quioscos de chucherías actuales, como fuera un chiquillo con dos reales y le pedia algunos caramelos, como Eduardo tuviera que abrir cuatro tarros por dos reales, (cuando se cabreaba tenia una lengua que daba miedo escucharle), ¡¡ooohhhh te llevas todos los caramelos iguales!! ¡¡ oohh te llevas los dos reales!! A la vez que se acordaba de la familia del chiquillo, que a la vez vivia enfrente del quiosco y el padre lo estaba escuchando y se estaba “hartando” de reir.

    De la misma manera que dentro del puesto tenia mal carácter, estaba metido en todos los jaleos del barrio, porque era “mumarchoso”, tenia un corazon que no le cabia en el pecho de generoso y siempre colaboraba con cualquiera que lo necesitara, todos lo vecinos sabiamos como era y cuando lo veiamos “cabreao” peor lo haciamos los mas jóvenes, lo primero que hacia era agacharse para coger uno de los zancos de madera y lo tiraba, por lo general casi nunca acertaba, pero si cogia a alguien seguro que lo “descalabraba”.

    La verdad es que el quiosco se defendia de la venta del tabaco rubio de “estraperlo”, los mismos vecinos que tenian acceso facil a lo muelles y a los barcos eran los que abastecia de la mercancia al Padrino, acopiaba las cajas entera y lo subiamos entre unos y otros a su casa, donde lo guardaba en una habitación, cuando el tabaco escaseaba en Ceuta, El Padrino tenia el tesoro guardado.
    Como la guardia civil hacia de vez en cuando una redada, en el puesto solo tenia medio carton, por si lo cogian, la multa iria en proporcion a la cantidad que requisaban.
    Un dia le hicieron un encargo de unos pocos de cartones, entonces a todos los jóvenes que siempre estabamos por alli nos dio unas bolsas con dos o tres cartones de tabaco, por si aparecia alguien extraño saliamos a correr con las bolsas, (o sea, nos convertiamos en colaborador de estraperlista), cuando pasaba el peligro, fuimos a llevarle las bolsas, pero antes de ir, nos pusimos de acuerdo ¿¿le quitamos un carton?? Sin dudarlo todos dijimos....¡¡¡sssiiiiiii ¡!! Quitamos un carton y lo guardamos, le devolvimos todas las bolsas y empezo a contar los cartones, todos dispuestos a salir a correr, porque como se agachara era señal de que iba a coger uno de los zancos de madera y nos lo iba a tirar, ese era el primer pronto a continuación empezaba a acordarse de toda nuestra familia.

    En la puerta del quiosco con mi hijo Juan Luis.


    Otras veces mandabamos algun chiquillo que no frecuentara mucho el quiosco y le dabamos una peseta, le deciamos que le tenia que pedir los caramelos de menta que tenia en la ultima repisa, que por supuesto el no alcanzaba, cuando Eduardo veia al niño le preguntaba ¿¿Quién te ha mandado a por estos caramelos??
    Claro, cuando el niño miraba hacia fuera nos veia a nosotros riendonos a carcajada y Eduardo echaba por la boca lo que no estaba escrito. Pero siempre estabamos dispuesto a echarle una mano para colocarle la mercancia, o para alcanzarle los productos que estuviera mas alejado, si el tenia que salir para hacer alguna gestion, nos dejaba a cualquiera a cargo del quiosco, eso era porque a parte de las “faenas” que le haciamos, siempre confiaba en nosotros.



    ¡¡Carita de pillo tienes pero no me pillarás!!

    ¡¡Si, hemos pasado muchas horas junto Al Padrino!! ¡¡unas buenas y otras mejores!!
    La gran mayoria de mis Amig@s internautas lo habran conocido con mas o menos “Malas Pulgas”.

    Este relato se lo dedicamos  al Padrino, que seguro estara haciendole trampas a los Reyes Magos con las cartas.

    jueves, 25 de agosto de 2016

    LUIS EL GUARDIA-JURADO

    Nacio en San Amaro, en los garitones que hay frente al Tanatorio Municipal, actualmente siguen existiendo, eran unos refugios de guerra que se habilitaron para viviendas.
    Tenian una puerta principal que estan por debajo del nivel de la carretera, tambien tenia una puerta trasera que daba a la playa de San Amaro, por donde se escapaba de la vigilancia de su madre para irse a la playa a pescar con Joaquin que era su hermano mayor y Manolo que era el mas pequeño,
    se recorrian los tres todas las rocas que hay debajo de la sirena, se metian en las cuevas a mariscar y coger lo que fuera, cuando anochecia se recogian, era raro el dia que Luis no se llevaba una “somantapalo”, porque Joaquin que era mas “espabilao” que Luis, siempre le echaba las culpas de todo lo que ocurria, pero en el momento que la madre veia las pesqueras y las mariscadas que llevaban, se calmaba un poco, ¡¡pero no quiero que os vayais mas!! ¿¿de acuerdo?? ¡¡si mamá!! Decian los tres.
    Su nombre LUIS GARCIA LOPEZ, era el tercero de siete hermanos, de pequeño fue muy travieso, pero a la vez un buscavida, con once años ya estaba trabajando en la bodega de vino que existia en los callejones de Hadu frente a la parada de taxis, el dueño se llamaba Antonio Rubio, Luis contaba como anécdota la cantidad de agua que le echaba a las barricas de vino, como era un “espabilao” Don Juan el de la Bodega Vinicola,(la que estaba en la Almadraba), como sabia que era un “espabilón” le hizo una oferta de 200 reales a la semana (50 pesetas), Luis no lo pensó dos veces, porque era un gran jornal y se marchó para trabajar con él, ¡¡no se porque su trabajo siempre estaba relacionado con el vino!!.
    Se marcho al servicio militar y le cogio de lleno en la guerra civil, lo paso tan mal que nunca contaba nada de aquellos tiempos. Cuando finalizo esa etapa tan desagradable, se enrolo en la albañileria durante un tiempo, hasta que salieron algunas plazas para guardia municipal, con la particularidad de que en aquellos momentos eran los peores pagados de cualquier profesion.
    El requisito mas importante era saber leer y escribir y un pequeño conocimiento del reglamento Municipal de aquellos momentos, su madre firmo una carta dirigida al Alcalde, recomendadole a Luis como un hijo formal, educado y responsable.(porque en aquellos momentos no existian las recomendaciones oficiales, tenian mas valor la recomendacion de los padres) realmente se tenian que hacer responsable del comportamiento de los hijos en sus correspondientes trabajos.
    Se caso con Carmen Estudillo, vivieron durante unos años en las Carmelitas (Morro), con tres hijos se fueron a los pisos nuevos donde estaba el Hospital Militar de O,donnell, concretamente a la Calle Larga,(Juan Sebastian Elcano),

     en esta casa nacieron otros dos, un “VARON” y una hembra la mas pequeña de la familia. Habia muchos Guardias Municipales que se vinieron a vivir con sus familias en aquellos momentos, como vecinos …..Fernado Rondon, José Muñoz, Jesús Pacheco, Francisco Arques, Salvador Bernal, Segura, Manuel Sanchez, Manuel Franco, Rafael Juarez, etc. tambien Guardias Civiles, como José Guerrero, Evaristo, Miguel Exposito, Segundo Apolo, Tiburcio Sanchez Beato, etc. Policias nacionales, Militares, etc, etc. funcionarios municipales, como Miguel Barbancho(pagaduria) Esteban Alarcon y Antonio "El Porruo" que eran matarifes, etc. etc. 
    En los Guardias Municipales, habian dos grupos, los Urbanos y los de Servicios en general. Se creo la figura del Guardia Jurado, a los que se presentaron algunos interesados, uno de los elegidos fue Luis y lo asignaron como Guardia Jurado del Morro. La responsabilidad era durante 24 horas disponibles, desde el Barrio San Antonio hacia arriba hasta el Morro, las barracas que habian detrás del campo de futbol, las Puertas del Campo, hasta las barracas del Foso San Felipe, esta claro que no existian tantas edificaciones como la propia barriada General Sanjurjo, pues casi todas las viviendas eran barracas o viviendas bajas. Evidentemente ser Guardia Municipal no era una “bicoca”, con unos salarios muy bajos, cualquier pescador, albañil, zapatero, carbonero o relojero, ganaban mas que cualquier Guardia.

    A partir de este momento aparecia la figura de Luis, el “GuardaJurao”, conocido en toda la barriada por todos aquell@s que tengan mas de 40 añitos. Tenia una memoria prodigiosa sabia cada uno de los rincones de su distrito, los nombres y donde vivian cada uno de sus vecinos ya fuera en la calle Terraplen como en Avda Otero o todas las barracas del Foso San Felipe, se pateaba toda la barriada, estaba pendiente de cualquier solicitud o queja de cualquier vecino fuera de donde fuera, el 90% de los vecinos no sabian ni leer ni escribir y todos acudian a Luis el “GuardaJurao”, para que le solucionara los problemas del momento y presentara las instancias y los escritos pertinentes.
    Desde la 8 de la mañana se metia en el Ayuntamiento, en el despacho que tenian los Guardias con varias maquinas de escribir, y, con un dedo empezaba a escribir a maquina todas las instancias que le habian solicitado y a continuación a tramitarla en el departamento correspondiente del Ayuntamiento, después se daba una vueltecita desde el Foso hasta el Morro, a la vez que entregaba las copias de los escritos anteriores.
    Cada cuatro años habia que empadronar a todos los ciudadanos, los impresos del padron eran como cuatro folios abiertos, como es logico al ser una gran población que no sabian ni leer ni escribir, Luis tenia la obligación de rellenar los impresos a cada casa que lo necesitara, este Padron habia que hacerlo en el mes de diciembre para cerrar el año con el censo de la ciudad, claro una persona sola seria imposible, le asignaban otro guardia para ayudarle y tambien participaban los hijos de unos y de otros, esta claro que no se cobraba nada por rellenar el padron, pero siempre las gentes daban algunas propinillas, contra mas humilde eran, mas generosas y siempre se sacaban algunos realillos para ir al futbol.

    Cada barriada tenia su “GuardaJurao”, Julio en la Almadraba y el Gallo, Antonio todo Hadu, Guillermo en el Principe, Astudillo en Villajovita, y mas tarde se fueron incorporando otros Guardias a otras barriadas.
    Cualquier acontecimiento oficial que ocurriera en la Ciudad alli tenian que estar todos los “Guardajuraos” con sus vecinos.

    ¡¡Siiiii!!, por si acaso alguien no lo sabe, Luis y Carmen eran los padres de Yo Mismo, ellos son los que me inculcaron aquellos valores que aun conservo como el respeto, la amistad, el trabajo, etc, etc.
    Me converti en el “hijo del Guardajurao” y todavía entre aquell@s que vivieron y conocieron a Luis, me siguen identificando ¡¡si, hombre el hijo del Guardajurao!! ¡¡ah, si ya se quien es!!. Ser el hijo del “Guardajurao”, no me permitia hacer muchas gamberradas, por ejemplo, para jugar a la pelota habia que irse al Morro a la explanada grande, o a las Carmelitas, porque en las calles, no se podia jugar al “futbol”,como te cogiera Luis la pelota, una de dos o la perdias o venia tu padre a recogerla, la verdad en aquellos tiempos era preferible perderla, cuando algunos padres les preguntaba a los hijos y la pelota tuya ¿¿Dónde está?? Y los niños les contestaba al padre ¡¡se ha caido por la rocha y se ha perdido!! ¿¿pues sabes quien se ha encontrado tu pelota?? Inocentemente contestaban ¿¿Quién se la ha encontrado?? ¡¡Pues Luis el Guardiajurao!! ¡¡asi que ve a su casa le pides perdon y le dices que ya no vas a jugar más!! Claro todo era porque Luis siempre se lo comentaba a los padres, antes de tomar otra decisión. Como no apareciera nadie, en mi casa habia veces que habia ocho o diez pelotas, el problema es que Yo Mismo me sentia amenazado porque pensaban que las “pelotitas” me las quedaba, ¡¡ Pero si no podia jugar en ningun sitio ¡!, cuando habia varias y no venian a recogerlas, me hacia de meterlas en un saco para llevarlas al Asilo, lo contento que se ponian todos los chiquillos cuando llegaba el“Guardajurao” con el cargamento, ¡¡la verdad!! Merecia la pena.
    Yo Mismo, nunca jugaba a la pelota en la calle, los niños del barrio echaban partidillos en la Calle Larga y cuando aparecia el “Guardajurao” bajando por el Hospital Militar, ¡¡QUE VIENE, QUE VIENE!! Y en segundos desaparecia todo el mundo. Un dia se formo un partidillo y faltaba uno, como siempre andaba por alli, empezaron a “invitarme” a jugar, ¡¡venga juega, si no pasa nada!! ¡¡que noooooo!! ¡¡Bueno te pones de portero al lado de tu casa y cuando aparezca tu padre, te vas corriendo para dentro, claro la ventaja era que cuando bajara la cuesta, él no me veia a mi, hasta que no entrara en la calle, o sea que tenia tiempo de sobra, ¡¡bueno vale!!, ¡¡pero avisarme rapido, eh!!....... Jajajajajajaja ¡ahora me rio!! Porque se vino andando por la carretera nueva y aparecio por la esquina de Basilio y me cogio con la mano en la masa,( me puse blanco, rojo, verde, me quede petrificado no me podia mover, algo duro me notaba por detras), mi padre nunca nos puso la mano encima, solo miraba, miraba, miraba y miraba, ¡de verdad!, preferia la zapatilla de mi madre, que punteria tenia donde estuviera, siempre te daba, creo que era una “Zapatilla Magica” y si te cogia cerca te ponia el culo como un tomate, pero al rato te cogia entre sus brazos te daba una refriega de aceite te daba dos besos y se te pasaba el dolor y el enfado, pero la mirada de mi padre duraba dias y dias, semanas y semanas.


    Siempre fue un hombre serio y recto, todo el mundo lo respetaba y a la vez lo querian, porque era un seguro para la Barriada, ¡como es posible que una sola persona pudiera controlar la seguridad de una Barriada tan grande, cuando algun niño hacia una trastada rapidamente los mayores les decia,,, ¡¡ póooo se lo voy a decir al “Guardajurao”!!, aquella frase era mano de santo, ese niño ya no volvia por alli en tres semanas. Luis era serio, aunque en la intimidad y con sus amigos le gustaba mucho las bromas. Todas las tardes se iba a casa Basilio a echar algunas partiditas y para tod@s las gentes del barrio tenia algun detalle o “chascarrillo” que contarle.
    Yo Mismo tenia muchas ganas de ponerles a mis padres estas letras, porque sé que las van a leer.
    Cuando mis nietos me preguntan por mis papis, les contesto que estan en el cielo, sentaditos y como siempre los dos juntos, a la sombra de algun arbol, con los Reyes Magos, la Abuelita los tiene a rayas con la “Zapatilla Magica” y el Abuelito con el uniforme de “Guardajurao” y su gran mirada, por eso cuando los Reyes Magos, que tienen mucha amistad con mis Padres vienen todos los años nos mira de una forma muy especial a tod@s y nos trae muchos regalitos.


    Para Luis El Guardia Jurado y Carmen.




    de YO MISMO.