jueves, 6 de enero de 2011

UN DIA DE MI VIDA CON LOS REYES MAGOS

Anoche me acosté tempranito, mi madre nos dijo a mi hermana Afri y a Yo Mismo, que si no nos dormiamos los Reyes Magos no podian venir, dejamos la ventana un poco abierta, en la mesita de noche dejamos tres vasos de leche y unas galletas, mi preferido es el Rey Melchor.
Intentaba cerrar los ojos con fuerza pero me costaba dormir, de vez en cuando abría los ojillos, por si se veia de venir, que envidia me daban los niños que veian a los Reyes Magos cuando entraba por las ventanas, nunca conseguí verlos, siempre me cogia durmiendo.
De pronto escuché un ruido y desperté asustado, miré a  la ventana y estaba cerrada pero se vislumbraba que ya era de dia, al incorporarme observé que los vasos de leche estaban vacios y no habia galletas, escuchaba a mi madre trastear por la casa, llamé a mi hermana... ¡¡Afriiiiiii!! ¡¡despierta que han venido los Reyes!!, los dos nos levantamos y salimos en pijama al salón, hay dos sabanas tapando dos bultos y mis Padres con una sonrisa de satisfacción nos miraba a los dos, que debemos tener una cara de tontitos, recien despertados y con los ojos como plato, mirando aquellos bultos tapado con sabanas, nos hacen gestos con los ojos para que descubrieramos los paquetes.
Ahora tenemos que acertár y que cada uno descubriera el suyo, mi madre dice: ¡¡venga los dos a la vez!! ¡¡a ver si adivinais que montón es el vuestro!! tiré fuerte de una sabana ¡¡Bieeeeeennnnn!! ¡¡lo más de lo más!! un Cinexin con tres peliculas y diez soldaditos de plomo y un traje de vaquero con su sombrero la estrella de sherif y dos cartucheras con revolver y las balas, tambien cuatro libros del Capitan Trueno, ¡¡ cuantos caramelos!!,tambien hay un paquete con tres calcetines modernos de "Naylon" y un jersey azul. A mi hermana le habian traido una muñeca con ropita de repuesto y un cochecito para la muñequita, una maquinita de coser y una cocinita, tambien le ha traido un vestido de color rosa. ¡¡Que bien se han portado los Reyes Magos!!, si felices estamos nosotros de ver nuestros reyes, mas felices estan mi Madre y mi Padre de vernos de disfrutar.
Lo primero era ver las peliculas del cinexin, nos sentamos mi hermana y Yo Mismo,  pusimos una pelicula del ratón Micky y mi padres detras nuestra disfrutando del espectaculo.
Se empieza a escuchar jaleo en la calle,  los niños y las niñas empiezan a salir a enseñar lo que les ha traido los Reyes, rapidamente le digo a mi madre que me quite las etiquetas de los calcetines y del jersey para ponermelo, me visto y desayuno, un vaso de leche y pan frito con azucar, tambien ayuda a mi hermana a ponerse el vestido nuevo, ¡¡mamaáaa me voy a la calle!!, salgo al portón con mi chaleco americano y el sombrero con las cartucheras y los dos revolveres, por supuesto no tiene ninguna gracia salir sin la placa de sherif.
¡¡Que jaleo hay en la calle!! ¡¡Manoliiiinn!! ¿¿Que te han traido los reyes?? ¡¡los juegos reunidos Geyper!!,Rafalito viene con un barco de pesca en las manos para enseñarnoslo es precioso, Andresito Pacheco se acerca con una pelota de cuero, Antoñito Albarracin venia con un traje de indio con el arco y las flechas y las plumas en la cabeza, las niñas se reunen en otro porton y se enseñaban todos los regalos que le habian traido  los reyes.
Es un revuelo la calle llena de niños y niñas cada uno gritaba mas que el otro, ¡¡póooooo a mi un Cinexin!! ¡¡póoooo a mi unos zapatos Gorila!!... Jeromin apareció con un Fuerte Apache, empezaron a venir niños de la calle Terraplen y la calle Codo y nos reuniamos a las puertas de la tienda de Paco Canteras, Santi venia con un trompo de madera de pino y una cuerda de color azul, su hermano Manolo y su primo Alejandro venian con un juego de bolas nuevas y se pusieron a jugar al "gua", Alejandro tenia un "perikinchi" de china blanco ¡¡joooooo que velocidad tenia!!
Ignacio y Miguelin se han ido a buscar a Rafalito para ver las colecciones de tebeos del Jabato y el Capitan Trueno, el Faito tambien aparecio con otra coleccion de Roberto Alcazar y Tintin.
Encarni  de Teodora, Margari, Mari Carmen de Rafaela bajaron con muñecas a jugar con Pacurri, Paqui Picon, mi hermana Afri, Merceditas, Nina y sus hermanas Carmeluchi y Pepi y otras niñas, se pusieron en los poyetes de las ventanas a jugar con los cacharritos de cocina y las muñecas, los niños nos subimos al montecillo a jugar con el Fuerte con los indios y los americanos y los soldaditos de plomo, necesitamos una caja grande para meter todos lo indios y americanos, me acerqué a casa Basilio a preguntar si tenian una caja vacia, ¡¡No hay ninguna caja!! me grito Basilio, pero Rosario le regañó y sacó una caja de leche condensada me la dió y me dijo ¡¡toma Joaquinito y no le hagas caso al grandullón este!!  mientras el grandullon se reia a carcajadas, ¡como siempre!. Los hermanos Bernal vinieron con un albúm para coleccionar estampas de futbolistas.
Alguien gritó que en el cine Astoria echaban una pelicula de estreno "La ley del Silencio" de "Malon Blandon", en un minuto se quedó la calle vacia de niños, Yo Mismo trataba de convencer a mi madre para que me dejara de ir al cine a ver esa pelicula, los demas niños tambien trataban de convencer a sus madres ¡¡bueno, pero si quieres a la primera sesión!! ¡¡bieeeeennnnn!!
sali corriendo y gritando ¡¡a mi me dejan!! y algunos contestaban ¡¡a mi tambien!! ¡¡pero a la hora de los "soldaos"!! ¡¡me da lo mismo con tal de ir al cine y ver una pelicula de tiros!!, ya me conformo.
A las tres de la tarde, subiamos en bandadas para el cine Astoria, la primera parada es en el puesto de Gonzalo a comprar pipas, por alli andaba tambien Maite Apolo y su hermana Eugenia con sus correspondientes muñequitas, la segunda parada es en el puesto de Tocino, que por cierto siempre me he quedado maravillado del artilugio que tenia para ver la televisión (una patata con dos agujas de hacer punto y dos cables), evidentemente ni tenia television, ni luz, ni agua, alli se unió al grupo Pepe Corbacho.
La entrada a general nos costaba dos reales y el que pudiera que saltara el muro y se colara a butaca, Manolin y Yo Mismo hemos tenido mala suerte, tenemos que ver la pelicula desde la segunda fila, o sea a cuatro metros de la pantalla, Angelin el Mellao y Juanito el Canuto, como eran mas fuertes, consiguieron saltar el muro y se colaron a butaca, menos mal que la acomodora "Pompilia" no se dio cuenta, sino los hubiera echado a la calle.
Al salir con un poco de torticulis y oliendo a "soldao" pero satisfecho porque ganó el muchachito.
Cuando salimos del cine en la puerta esta Geromo con el furgón de Benoliel, empezó a buscarnos y nos iba metiendo dentro, ibamos por lo menos 20 niños del barrio, al llegar a la calle nos encontramos a Mercedes con una bandeja grande de garrapiñadas y a Rafaela con todos los barquillos que le habia sobrado a su padre, Juan el Barquillero, conforme ibamos saliendo del furgon nos iban dando un cartuchito de garrapiñadas y un barquillo.
Continuamos con nuestros juegos  hasta el anochecer, las madres empezaron a llamar a unos y otros hasta que nos fuimos retirandonos a nuestras casas, una vez en casa mi hermana Afri y Yo Mismo nos sentamos en el salon y enchufamos el Cinexin  con la pantalla de la misma caja, vimos tranquilamente las tres peliculas, las cuales nos hizo disfrutar de lo lindo, hasta quedar totalmente rendido.

¡¡Si!! ¡¡se han portado bien los tres Reyes Magos, especialmente Melchor!!

Gracias y hasta el año que viene.

10 comentarios:

reo dijo...

Acabo de leer tu relato y me ha trasladado a la niñez que viviamos en nuestro barrio, me ha venido el olor de las garrapiñadas de Manolo, el sabor de los barquillos de mi abuelo, la imagen subiendo la cuesta hasta el Morro y hasta Hadú; el desaparecido cine Astorias con el padre de los pilurines de portero y todos nosotros tocando las palmas cuando llegaba el muchachito. En fin todos aquellos momentos que vivimos y que hoy nuestros hijos y nietos no alcanzan a comprender que con tan poca cosa lo que disfrutabamos y que seguimos disfrutando con su recuerdo.

antonio-fuentes dijo...

Precioso relato, narrado con sencillez, como acostumbras, pero con mucho realismo.
¡Cuántos recuerdos de Reyes y de nuestro cine Astoria|
Gracias Joaquín

Javi Lopez dijo...

Nos hace que mentalmente nos traslademos a nuestra niñez, cuando jugabamos con los soldaditos de plomo, y los fuerte Apache.
Hoy he ido a ver a mis nietos y solo tenian aparatos electrónicos, con pilas o electricidad y lo mas doloroso es que son juegos para una persona sola.
Bueno es ley de vida, al menos nosotros tenemos nuestros recuerdos gracias a ti.

Un Abrazo.

Catalina dijo...

Precioso relato, como dice Reo retrocedemos en el tiempo de manera que parece que lo estemos viviendo.Eran unos Reyes preciosos!
Esa noche en mi casa era emocionante porqué al ser familia numerosa era una ilusión... no nos podiamos dormir y la verdad es que fuéron generosos los Reyes con nosotros y encima nos podiamos intercambiar los juguetes.
Me has recordado a "Pompilia" que era taquillera (por cierto Pompilio se llamaba el padre y de ahi todos pompilios)Alguien sabe algo de esa familia?
Joaquin que bonito lo explicas y lo cuentas.Besos

caberna dijo...

Bonita historia, amigo. Espero que Melchor se siga portando bien contigo, pues te mereces buenos regalos. Un fuerte abrazo y que cada día de 2011 sea un regalo para ti y para toda tu familia.
Carlos

YO MISMO dijo...

Todos mis relatos están relacionados con mi propia experiencia de la niñez y que evidentemente coincide con tod@s.
Porque mis Reyes han sido los mismos que los vuestros, Nina ya te contare algo de las Pompilias.
Si, mi Rey Melchor se ha portado muy bien conmigo,mi mejor regalo es saber que estais asomados a esta humilde ventanita.

Gracias a tod@s.

Anónimo dijo...

Couldnt agree more with that, very attractive article

gudea de lagash dijo...

Mi rey es ¡Baltasar!
Un besote y otro para "Yo Misma".
Gudea

Pepi dijo...

Hola Joaquin me ha gustado muchiiisimo el relato del dia de reyes, ere un gran narrador, me ha llegado al corazón.

Biznaga56 dijo...

Como siempre has estado !!Fenomenal!!,describes el relato tan bien que haces que nos traslademos a nuestra infancia y nos hace revivir esos momentos magicos que vivimos en nuestra niñez.
Con juguetes sencillos,eramos muy felices.
Mi gran Ilusiòn fuè una muñeca andadora,casi tan grande como yo,era de cartòn,para mi fuè un sueño.