domingo, 27 de marzo de 2011

NUESTROS JUGUETES.

Sin pretender menospreciar los juegos y juguetes actuales, hago una valoración de los juguetes de mi niñez, aunque cada generación es diferente en sus juegos, los juegos y juguetes de mis nietos estan en consonancia con los tiempos actuales y no se pueden comparar con los juegos y juguetes de sus padres, mucho menos con los juegos de la niñez de los Abuelos, tampoco puedo decir que los juegos de mi niñez son los mejores para todo el mundo, ¡¡no!!  solo que era mi niñez y eran los mejores para mi y mis amigos.
Cuando tenia ocho añitos,  y sobre los años cincuenta a sesenta, habian pocos juguetes mecanicos y mucho menos eléctricos, tambien habia mucho tiempo libre. salvo cuando estabamos en la escuela,  en la casa comiendo o castigados, eramos niños de la calle y habia que buscarse la vida para distraernos.
Habian juegos que eran mas propios de los niños y otros que eran mas natural para las niñas.
Uno de los juegos de los niños eran  las chapas, teniamos que ir a casa de Basilio o a la tienda de Paco, recorriamos hasta el Morro por Mi Tienda, Honorio, La Oficina, el Dolar, Juanito Arroyo, el Sardinero, etc. etc, rebuscando por el suelo todas las "fichas" que nos encontrabamos, despues las limpiabamos y las enderezabamos porque estaban dobladas del abridor, le quitabamos el corcho y le poniamos algunas estampa de futbolistas de la epoca, simplemente se pintaba en el suelo un campo con una tiza y un garbanzo como balon, de esa manera ya teniamos organizado un partido.
Al pasar la barca me dijo el barquero,
las niñas bonitas no pagan dinero...
Al pasar la Barca (Pinchar aqui)

El cocherito leré
me dijo un dia leré......
El Cochecito Leré (Pinchar)
Recuerdo que  los niños y las niñas no eramos compatibles en los juegos, habia que distinguir entre las hembras y los varones, incluso en los colegios nos separaban por sexo, uno de esos juegos de niñas aunque algunos tambien particibamos pero un poquito nada más, era "La Comba"  simplemente se necesitaba una cuerda, y a cantar, eso si los niños nos poniamos cerquita porque las niñas no utilizaban pantalones como ahora, sino falditas y entre salto y salto se le veian las rodillas y se nos iban lo ojos detras de la que estaba saltando.
Estaba el señor don Gato,
sentadito en su tejado,
miauramiaumiau, miau, miau
sentadito en su tejado....
Señor Don Gato (Pinchar)

Soy la Reina de los Mares
y ustedes lo van a ver....
Soy la Reina de los Mares (Pinchar)

Otro de los juegos que los niños de nuestro querido O,donnell, eran expertos era hacer bailar un trompo en la mano y por
Supuesto jugar sobre un circulo en la tierra, tirando los trompos enrollados en cuerdas que comprabamos en casa Lema o en la drogueria El Globo, en el extremo los mas pudientes le ponian una moneda con el "bujero" en el centro (dos reales), los mas pobres cogiamos una ficha de cerveza "machacá" y le haciamos el "bujero".
El trompo tenia que estar girando el máximo de tiempo dentro del circulo. Como todo los alrededores de las calles eran de tierra, pues era el terreno propicio para jugar al trompo, como la Puerta de la tienda de Paco Canteras.
Los juegos de los niños siempre eran mas competitivos y por supuesto mas brutos, por lo general siempre saliamos peleados, los de las niñas en sus juegos se comportaban mas modositas.
Las niñas mas pequeñitas siempre escogian juegos mas sencillitos, algunos de esos juegos tambien podian participar los niños, como ejemplo el Pase Misi, que consistia en que dos niñas hacia un puente con los brazos y elegian un color o un objeto cada una, los que iban pasando por debajo cogian a uno y le preguntaban un color y segun que dijera pasaria detras de una de las dos.    
“Pase misí,
pase misá,
por la Puerta de Alcalá,
los de adelante corren mucho,
los de atrás se quedarán....

Quisiera ser tan alta como la Luna
¡ay ay! como la Luna

Uno de los juguetes que mas gustaban en aquellos tiempos era el aro con su guia. 
Yo Mismo no tenia "aro", tenia una poca-mucha pelusa de aquellos niños que tenian su aro y siempre estaba supeditado a que me dejaran una vuelta, mi hermano cuatro años mayor, tenia un aro que era una maravilla se lo habian hecho unos amigos que tenian un taller y una guia de lo mejorcito del momento. O sea un "Aro de ultima generacion"  recuerdo que un dia mi Madre me mandaba al Morro a un mandado....¡¡ohúuuuuu!! siempre me toca a mi, en ese momento le dije ¡¡bueno que mi hermano me deje el aro, para ir más rapido!!, en un tira y afloja, al final me lo dejó, era un aro especial tenia una velocidad endiablada, llegué al Morro en un "Santiamen", hice el "recado" de mi Madre y como lo hice todo tan rapido, me dí una vuelta por las Carmelitas  y por los Bomberos para que me vieran todos los niños como disfrutaba de aquel aro, al pasar por la Campana hacia abajo, reduci la velocidad para poder presumir de aquel "aro" tan lujoso.
La "gallinita ciega",Una jugadora o jugador hace de gallinita ciega. Para ello se le tapan los ojos con un pañuelo, de manera que no pueda ver nada. El resto de los participantes hacen un corro en torno a ella/él y comienzan el siguiente diálogo:
“Gallinita ciega ¿qué se te ha perdido? (dice el corro)
Una aguja y un dedal (contesta la gallina)
Pues da tres vueltas y los encontrarás. (dice el corro)
Una, dos y tres
Y la del revés”.
La gallinita da tres vueltas sobre sí misma y, con los brazos extendidos, intenta coger a alguien del corro. El resto intentará que se despiste agachándose, tocándola, apartándose... Cuando consigue dar con alguien, debe adivinar, solamente por el tacto, de quién se trata. Si acierta, coloca la venda a la persona que ha cogido, pasando a ser ésta la gallinita; si no, repite de nuevo,
 cuando le tocaba alguna niña nos poniamos delante para que nos "tocara" un poco mientras nos identificaba, tambien el "corro de la Patata", era  formar una rueda entrelazando las manos dando vueltas al compas de las canciones.

A tapar la calle que no pase nadie nada mas que mi abuelo comiendo buñuelos                                                 A tapar la calle

El patio de mi casa es particular cuando llueve mucho se moja la mitad....                                                                                   
                                                    El Patio de mi casa (Pinchar).

Otros juegos que compartiamos algunos niños con las niñas era el "Rescate" que muchas veces por perseguir a alguien lo seguias hasta el Hospital Militar, mientras los demas aburridos esperabamos a que regresaran, o al "Escondite" ¡¡un dos tres al escondite ingles!!, como no habian ni coches ni nada donde esconderse utilizabamos los portones, tambien el "Tu la llevas dasela a quien tú más quiera".
Uno de los juegos mas bestias que habia era el del "Burro" o el "Pingo", consistia en un arbitro que se ponia contra la pared y un equipo de tres o cuatro se enganchaban unos a otros poniendo la nuca contra el culo de delante, asi formaba una fila, el otro equipo saltaban unos detras de otros, si los que estaban agachados no soportaban el peso y se derrumbaban, se volvia a repetir la operacion, si cuando todo el equipo ha saltado, y si los que están abajo han resistido el peso y no se han ‘derrumbado’, uno de ellos pregunta: ¿Churro, media manga, o manga entera? Son tres las posiciones a adivinar. Si se pone churro, se sujeta la muñeca con la mano contraria. Con media manga, la mano agarra el codo. Y con manga entera, la mano indica el hombro. Si aciertan, será este equipo el que salte la próxima vez; si no, lo volverá a hacer el equipo que estaba arriba.

Simplemente era echarle un poco de imaginacion, uno de los juguetes del verano que mas demanda tenian era tener una buena camara de coche con la tira de parches, pero bueno de lo que se trataba es que te llevaba al Mojoncillo  y al Brazo, cuando el mar estaba con "Levantazo" o "Ponientazo" y fria, nos dedicabamos a jugar a las chinas, cada un@ cogia cinco chinas de la playa y sobre una toalla jugabamos. En otras ocasiones cada uno cogia una piedra  del tamaño de una mano, haciamos un corro  y al compas de la musica ibamos pasando la piedra al que estaba a la derecha y otras veces al que estaba a la izquierda, la cancion decia asi: ¡¡San Juan del deo, San Pedro y Sansi Juan, San Pedro.......
Otras veces jugabamos al "Tres en Rayas" no se necesitaba nada, simplemente 3 chinos cada uno. Otro juego simple y sin ningun tipo de maquinaria ni nada era el juego del "Pañuelo" lo jugadores que iban ganando se iban apartando a un lado, para que finalmente se completara con otro juego como era el "tiro de la cuerda"

Cada equipo tiraba hacia un lado quien pudiera arrastrar  al contrincante era el que ganaba.
Eran tantos los juegos, que se haria interminable narrarlos todos y las cantidades de posibilidades que se podian incrementar cada uno de los juegos como...
*Tirarse con un carton por el monte de Mochila.
*Buscarse tres rodamientos y hacerse un carro con una tabla.
*Con las cañas de Genaro hacer una cervatana, para disparar
   con las semillas de los eucaliptos.
*Con cuatro cañas y unos pliegos de papel de  colores se     preparaban unas "cometas" maravillosas. 
*El juego del " Veo Veo"  VeoVeo (Pinchar)     
* El juego de "Raton que te pilla el Gato" Raton que te pilla el Gato (Pinchar)

Uno de los juegos que existian muchas posibilidades era el de las "bolas" (canicas para los fisnos),
Habia quien tenia bolas de todas clases, de cristal, de china, de acero de los rodamientos, de barro,etc, a la mejor bola que cada uno  tuvieramos le llamabamos el "Periquinchi", siempre que jugabamos, el premio del ganador era llevarse un "bola", pero nunca se ponia en juego el "Periquinchi" ¡¡Eso era sagrado!!  posiblemente era el que mas juegos podia desarrollar, En la calle Terraplen delante de la carpinteria de Juan, habia un terreno ideal para jugar a las "bolas", El Gua, el Circulo, el Túnel, el Triangulo, se jugaba para poder darle un buen "Zope" y reventarle la "bola del contrincante, cuando nos cansabamos nos ibamos a la carpinteria cogiamos dos trozos de madera, le pediamos a Juan y a su hermano unos clavos ¡¡yastá tenemos espadas para luchar!! ¡¡todo era asi de fácil!!.
En cualquier juego habia que,  o formar un equipo, o empezar el primero, o haber quien le tocaba hacer de "Gallinita Ciega",
o quien era ultimo, para todo habia que sortear, entonces existia una regla que era formar un corro y cantar una frase y señalando a todos los presentes se cantaba:

 En un café se rifa un gato
al que le toque el número cuatro,
uno, dos, tres y cuatro.

Pito pito, colorito.
¿Dónde vas tu tan bonito?
A la era verdadera,
pin, pan, fuera.

Todos cuentan hasta cinco
en la casa de Francisco
uno, dos, tres, cuatro y cinco. 

       En Tarragona existe una estatua dedicada al juego de la Pidola. Muchos mas juegos se podian realizar utilizando nuestra imaginacion, siempre solia venir gentes de otras Ciudades que traian alguna novedad y se iban añadiendo a las que ya conociamos, Como el "Piso" que consistia en hacer un
cuadriculado con un trozo de yeso o tiza y especialmente las niñas se tapaban los ojos e iban saltando de  cuadro en cuadro cantando ¡¡piso, no piso!!.

Otro juego baratito era hacer una pistola con dos alfileres de tender, pero de madera, se utilizaba uno y medio y con el muelle hacia de disparador.
O el juego de las prendas, haciendo un corro sentados en el suelo,  y cantando: 
“Antón, Antón, Antón Pirulero,
cada cual, cada cual, que aprenda su juego,
y el que no lo aprenda
pagará una prenda”....                    Anton Pirulero (Pinchar)

Por supuesto no se me puede olvidar el deporte rey como es  jugar a la  "Pelota" cualquier rincon del barrio nos valia, la calle Larga, en la puerta de Basilio, en los pisos de La Campana, en el llano de las Carmelitas, etc. y  por supuesto un juego que es internacional las "Guerrillas" de piedras.
Cuando estaba el tiempo muy malo y no podiamos salir a la calle siempre existia el recurso de intercambiarnos los tebeos en los portones, todas las escaleras se llenaban de niños con sus tebeos del Capitan Trueno  o el Jabato, eran los juegos de los inviernos cuando no podiamos ni asomarnos al portón.

No habia tele, no habia radios, no habia playa, ni podiamos salir a jugar a la pelota a la "Placilla" porque estaba llena de agua, las niñas con sus cosas o jugando a las casitas o a las comiditas, y los niños con nuestras cosas o las chapas o las colecciones de estampas de futbolitas de los tiempos.

Como me voy quedando sin material para seguir este relato, además que no quieros cansaros, aunque está claro que existen muchas modalidades y costumbres mas,  según el pueblo o la ciudad, me gustaria hacer un repaso y dedicarselo a  aquellos niños y niñas que hicieron posible que Yo Mismo fuera un niño feliz.

 A Encarni Serrano y mi hermana Afri, a Manolin y a Merceditas, Miguelin, Antoñito, Agustinito y Ana Mari Albarracin, Margari y Antonio Gomez, Afri y Manolo de Remigio, Toñi y Encarni Las Mellizas, Ana Mari y Joaquinito de Calafate,  Pacurri y Maribel Fernandez. Paqui y Maribel Picon, Ignacio Expósito, Jeromin, Marisa e Inmaculada, Rafalito y sus hermanos MariCarmen, Juanjo, Javi, Loli, y Mari Jose, Estebita, Pepito y Nena de Urbana, Mari y Andresito de Pacheco, Juan el Canuto, el Mellao, Manoli Merino, Pepe Botella, Rafa Arques, Ricardin el Maño, Los hermanos Berlanga, Inmaculada y Tere de Luisa. Los niños de la calle Terraplen:  Enriquito, Santi, Manolo Garcia y su primo Alejandro, Jose Luis Sanguesa y su prima Mila, Pepi Rodriguez, Jose Antonio y Carlos Bernal, Rosa Mari de Basilio, Pili de Pomposo, tambien los niños de la calle Codo: Nina y sus hermanas Carmeluchi y Pepi, Loli y Pepi Paz, Aida y Marialuisa, Irene, los Borregos, Pedro Maese, Paqui Benitez.
De mas arriba: Vicente Alvarez, Ramoni, Nono y Presen Rico, Maite y Eugenia Apolo, Guillermina, Pepe Corbacho...

Espero que hayais disfrutado de este relato dedicado a Nuestros muchos Juegos y los poquitos juguetes que habian.

Que disfruteis de vuestros juguetes.

20 comentarios:

Catalina dijo...

He disfrutado como una cosaca con tu relato!
conforme he ido leyendo me ha ido pasado una maravillosa película en la movióla del recuerdo.
Gracias por mencionárnos a mi, y a mis hermanas y amigos del barrio.
fuimos una generación que jugámos mucho y fuimos muy creatívos.
Besos Joaquin.

reo dijo...

No se puede decir mas en tan poco espacio, has hecho un recorrido por todos los juegos de nuestra niñez y que cada uno de los mencionados niños que fuimos, y que en el fondo seguimos siéndolos, hemos jugado alguna que otra vez, según la preferencia y el momento mas adecuado para cada juego.
Me has hecho recordar esas noches de verano con todas las ventanas de las casas abiertas, los niños jugando en las calles, los mayores sentados al fresco, y hasta el soniquete en la radio anunciando EL PARTE diario de las 10,00 de la noche.
En fin recuerdos que brotan de inmediato al leer tus relatos, y que por desgracia esos juegos se fueron perdiendo con el transcurrir de los años y que ya han quedado en el olvido, o no han sido conocidos, por nuestros hijos y nietos.

afri dijo...

También, yó fuí una de esas niñas del relato,y muuuy feliz..gracias cariño ,por trasladarme a la infancia..besos hermano.

juan antonio dijo...

felicidades amigo, has hecho un claro y bonito dibujo de una realidad que a quienes la vivimos y disfrutamos nos es imposible olvidar, con que poco, o tal vez mucho, fuimos tan felices, además has utilizado una serie de palabras como "periquinchi", "gua", zope", "trompo", "pingo" "aro", etc., que formaban parte de un vocabulario que sin remediarlo nos transporta en el tiempo a esa época maaravillosa de nuestra niñez, gracias. un saludo.

Biznaga56 dijo...

Gracias amigo Joaquin por recordarnos aquellos juegos tan bonitos de nuestra infancia que nos hacian tan felices a todos y a los que les dedicabamos tanto tiempo.Entonces apenas teniamos juguetes.....como mucho una muñeca o alguna pelota....lo demas pura imaginaciòn.
Gracias tambien por acordarte de todos los amigos, hoy una gran parte de todos nosotros nos hemos reunidos aqui alrededor de esta pagina maravillosa que tù iniciastes en internet y que nos ha servido para rememorar momentos maravillosos de nuestra infancia.
Un besote

YO MISMO dijo...

Por mucho que haya "estrujao" el coco recordando todos los juegos de nuestra niñez, siempre se te escapa algunos, pero en lineas generales estan casi todos los que nos hicieron de disfrutar en aquellos tiempos, acompañados de su respectivas canciones.
Estoy muy orgulloso de que hayais disfrutado con este relato, que cada un@ aporte mas juegos, si se acuerda.

Muchas gracias a Nina, REO, Afri, Juan Antonio y Pepi.

aidafm dijo...

El reportaje es encantador,me ha encantado oir esas canciones ¡¡¡QUE LINDAS!!!,se lo he comentado a mi hija, la maestra, para que se las enseñe a sus alumnas. Te hice otro comentario en el facebook

Catalina dijo...

Te has acordado de casi todo! solo de las Mariquitínas que a mi me encantaban (en otros lugares recortábles) pero te lo perdono porque es cosa de niñas!!!
Ptns.

ANTONIO dijo...

Como acostumbras y siempre con aciertos, te doy las gracias por traer una brizna de aire fresco a la memoria de mi niñez con esos juegos que como diria aquel , juegos tan sanos, bonitos, barato y que nos hacian tan felices con tan poco ,muchas gracias Yo Mismo.

Un abrazo amigo

reo dijo...

He vuelto a releer tu relato y se me ha venido a la memoria otros juegos con los que nos divertiamos, te acuerdas de GUACHI, y la de veces que jugabamos juntos con las niñas a balón tiro en el cuadro de la calle Larga, y de los partiditos de futbol tambien en el cuadro, hasta que aparecía "EL GUARDA JURAO" y el partido se convertía en carrera a campo a través.

Catalina dijo...

Pues yo también lo he vuelto a releer y a remirar,y no se te escapa una! Si,que habias puesto las mariquitinas!
que despiste el mio!!!
Si es que eres mas listo que Cardona!!!
besos.

gudea de lagash dijo...

Un gratificante e instructivo paseo por "el recuerdo de nuestros juegos infantiles". Y digo "nuestros" porque todos los niños de España de aquel entonces,teniamos algo que los niños de hoy no tienen:la bara mágica de la imaginación y la ilusión.
Un beso.

Gudea De Lagash

Santiago dijo...

Una recopilación de recuerdos que estaban en lo más profundo de la memoria. Yo que presumo de tener facilidad para recordar las cosas más inverosímiles, te aseguro que todo esto que tú nos cuentas lo tenía por olvidado, pero tú lo has vuelto a la vida, a aquella realidad tan simple y a la vez tan hermosa, era tan poco lo que necesitábamos para ser felices.
A veces me pregunto si de pronto nos hubieran regalado todo lo que tenemos ahora en aquella época, cómo habría sido nuestra vida, seguramente muy aburrida.
Me ha encantado tu entrada de nuestros juegos, juegos oficiales, luego había otros esporádicos que sugían en el momento, como escalar el muro del campo de futbol para colarse, o el revuelo que se formaba porque se había escapado un loco del hospital y lo traían de vuelta en un Cheep, y te dirigía una mirada con los ojos desorbitados y tú con cinco añitos sentías como se te ponía la piel de galiina, aunque aquél pobre diablo fuese un santo bendito.
Un abrazo.

eduardo dijo...

Gracias, he disfrutado mucho con tu lectura y he vuelto recordar esos juegos, gracias gracias gracias.

aidafm dijo...

Otra cosa muy graciosa que haciamos era montar unos tenderetes y alli nos poniamos a vender cositas nuestras, ¿os acordais?

YO MISMO dijo...

Siempre que se me ocurre escribir un relato, tengo a un grupo de "adictos-leedores", que me siguen, pero a veces Yo Mismo se me ocurre irme a mi niñez y contar mis correrias de niños, con la particularidad de que no somos diferentes porque tod@s hemos jugado a los mismos juegos.
Hay cosas que me comentais de las que me siento muy orgulloso como el detalle de Aida, de mandarle el enlace a su hija que es maestra, ese es el escalon que nos falta para que no se pierda esos juegos.

Gracias a todos y todas. Besitos para Ellas y Abrazos para Ellos.

antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
antonio dijo...

Me ha encantado el relato y, solo con cerrar los ojos, me ha transportado a los lugares que citas y donde dábamos rienda suelta a nuestros juegos. Brotan los recuerdos y con ellos se inicia un camino de regreso al maravilloso pasado y donde hasta se hace posible oir el griterio y risas de los niños/as de aquella época a la que, definitivamente, llamaría PRODIGIOSA por cuanto que logró algo tan importante como hacernos vivir una infancia imborrable, plenamente feliz y que es el motivo central de este precioso relato que nos regala nuestro querido amigo Joaquin. Gracias, gracias y gracias por distraer nuestras mentes con CACHITOS DE MOMENTOS FELICES de aquella increible y feliz infancia que gracias Dios nos tocó en suerte vivir. Eso si, espero que nos pongamos de acuerdo a la hora de elegir esa Residencia para la 3ª
edad donde podamos continuar escuchando o leyéndo estas bonitas historias. Es lo que nos espera, Joaquinito...

Pepi dijo...

Joaquin ha sido un ratito de lectura muy entrañables, tambien te doy las gracias.
Pepi Ruiz

jesus dijo...

Me encanta que haya personas como tu, llenas de sensibilidad y recuerdos que a su vez los has sabido recoger con un encanto especial. Te agradezco mucho el tiempo que has empleado y te mando un fuerte abrazo, seguro y convencido que un día no muy lejano nos conoceremos y personalmente te lo daré. Gracias Joaquín
Jesús